Haz tu cita llamando al             8120892244

¿Cuáles son los tipos de afasia que existen?

Nuestro cerebro es una estructura compleja que a su vez posee áreas que se especializan en distintas funciones, como el movimiento, la memoria, la vista o la audición. 

Para el lenguaje existen distintas áreas, generalmente concentradas en el hemisferio izquierdo del cerebro. Específicamente existen dos áreas que juegan un papel fundamental y que llevan el nombre de los médicos que las describieron.

En la corteza temporal se encuentra el área de Wernicke y su importancia radica en la comprensión del lenguaje; en la corteza frontal se encuentra el área de Broca que se encarga de estructurar y armar las palabras y las oraciones, permitiéndonos tener un discurso fluido. Entre ambas cortezas existen circuitos que las conectan para permitirnos una adecuada comunicación. 

Por lo tanto, cualquier lesión en algún punto de éstas vías puede ocasionar trastornos del lenguaje, como la afasia.

¿Qué es la afasia y cómo se manifiesta?

En términos generales, la afasia se define como la incapacidad para producir (estructurar) o comprender el lenguaje. Es una condición adquirida que se origina por una lesión en algún punto de las vías de las cortezas encargadas del lenguaje.

La presentación depende del tipo de afasia, aunque de manera general, un paciente con afasia puede presentar alteración de la comprensión del lenguaje, la capacidad de repetición de frases o palabras, o la capacidad para estructurar frases y oraciones.

¿Por qué sucede la afasia?

La afasia puede ocurrir por distintas causas y a cualquier edad, sin embargo las causas más comunes son las siguientes:

  • Infarto cerebral. Es la causa más común. Suele ocurrir en pacientes adultos con otros factores de riesgo cardiovascular, como sobrepeso, diabetes o hipertensión arterial. 
  • Traumatismo craneoencefálico. Hace referencia a golpes en la cabeza cuya intensidad ocasiona lesiones en las principales zonas encargadas del lenguaje.
  • Infecciones del sistema nervioso central. Infecciones del cerebro (encefalitis), de las meninges (meningitis) pueden ocasionar inflamación aguda y daños graves en el cerebro. Otro tipo de infecciones son los abscesos cerebrales.
  • Tumores cerebrales. Que pueden ocasionar daño por compresión o destrucción de algunas zonas del cerebro.

Tipos de afasia y sus características

Sin embargo, la afasia es un término mucho más amplio que varía según la zona afectada. Por lo tanto, existen distintos tipos de afasia según las características de las mismas.

  • Afasia de Broca o afasia motora. Ocurre por una lesión en la corteza frontal del cerebro. Se caracteriza por un paciente que durante una conversación puede comprender las ideas, sin embargo, al momento de querer hablar o repetir palabras presenta una dificultad importante, pues la capacidad de articular y estructurar palabras y oraciones se ve limitada.
  • Afasia de Wernicke o afasia sensorial. Sucede cuando existe una lesión en la corteza temporal. Se caracteriza por un paciente que durante una conversación no puede comprender lo que se está diciendo, como si las palabras le resultaran desconocidas. Debido a que el área de Broca no está afectada aquí, el paciente puede articular y decir palabras con una buena fluidez, aunque muchas veces las oraciones y frases resulten sin sentido.
  • Afasia global. Como su nombre lo indica existe daño en distintas áreas encargadas del lenguaje, por lo que el paciente tendrá problemas para comprender lo que se dice, además de que no podrá articular oraciones de manera adecuada y también presentará problemas de repetición.
  • Afasia de conducción. Cuando se afecta una lesión específica cerca del lóbulo parietal puede existir una afasia de conducción, en la que el paciente puede comprender y estructurar frases, aunque su capacidad de repetir palabras se ve alterada.
  • Afasia anómica. Se trata del tipo de afasia menos severa y a su vez es la más frecuente de todas. Suele respetar la repetición y la comprensión. Respecto a la articulación de palabras, el daño es poco, y suele manifestarse como “tener algo en la punta de la lengua que dificulta un poco hablar”.
  • Existen además otros tipos de afasia llamadas afasias transcorticales y son tres. La afasia transcortical motora con síntomas similares a la afasia de Broca aunque con la capacidad de repetir palabras respetada; afasia transcortical sensorial con síntomas similares a la afasia de Wernicke aunque más leve; y por último, la afasia transcortical mixta que posee características similares aunque más leves que la afasia global.

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico de la afasia es clínico, es decir que generalmente es suficiente la exploración neurológica para identificarla. Aunque generalmente son resultado de eventos agudos (como un infarto cerebral), suelen ser necesarios estudios adicionales para establecer la gravedad de la misma y también para identificar específicamente la zona del cerebro afectada.

El tratamiento depende de la causa, es decir, si es un infarto cerebral, un traumatismo, una masa o una infección. Pero no hay que dejar de lado que para una adecuada recuperación la rehabilitación neurológica, de la mano con sesiones de rehabilitación del lenguaje suelen ser indispensables. El pronóstico es diferente entre cada paciente y depende muchas circunstancias, por ejemplo, hay pacientes que pueden recuperar al máximo sus habilidades del lenguaje mientras que en otros la mejoría puede ser mínima. 

Por tal motivo, el número e intensidad de las sesiones de rehabilitación serán diferentes entre un paciente y otro.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes