Haz tu cita llamando al             8120892244

¿Existe un test para diagnosticar el autismo?

El Test M-CHAT (Lista de verificación modificada para el autismo en niños pequeños), es un cuestionario neuropsicológico que se utiliza para evaluar el riesgo de Trastorno del Espectro Autista (TEA) en niños de 16 a 30 meses de edad, pero no es diagnóstico.

Consta de 20 preguntas y hay una parte de seguimiento disponible para los niños clasificados como de riesgo medio a alto para el trastorno del espectro autista. 

¿Cómo se califica el M-CHAT?

Una puntuación total de 2 o menos en la primera parte del M-CHAT indica un bajo riesgo de autismo, pero los niños menores de 24 meses deben volver a hacerse la prueba después de 2 años.

Una puntuación total de 3 a 7 indica un riesgo medio y solicita la administración del formulario de seguimiento. Incluso con el formulario de seguimiento, algunos niños que fallan en el M-CHAT no serán diagnosticados con TEA, pero aún pueden estar en riesgo de otros trastornos del desarrollo.

Una puntuación total de 8 o más indica un alto riesgo de autismo, y el formulario de seguimiento puede omitirse para derivación inmediata a un profesional para el diagnóstico.

¿Qué es el Trastorno del Espectro Autista o Autismo?

Es un trastorno del neurodesarrollo caracterizado por interacción social recíproca disminuida con deficiencia en el desarrollo de la comunicación a través del lenguaje verbal y no verbal e inflexibilidad en el comportamiento al presentar conductas repetitivas estereotipadas e intereses restringidos.

El TEA se determina por déficits persistentes en la comunicación e interacción sociales en múltiples contextos, incluidos los de reciprocidad social, los comportamientos comunicativos no verbales usados para tal interacción, y las habilidades para desarrollar, mantener y comprender las relaciones.

Además del déficit en la comunicación social, el diagnóstico del TEA requiere la presencia de patrones de comportamiento, intereses o actividades de tipo restrictivo o repetitivo.

Dado que los síntomas cambian con el desarrollo y pueden enmascararse por mecanismos compensatorios, los criterios diagnósticos pueden cumplirse basándose en la información histórica, aunque la presentación actual ha de causar un deterioro significativo

¿Cuáles son las causas del Autismo?

El TEA se ve influido por una variedad de factores ambientales, genéticos e incluso inmunológicos que actúan en momentos clave del proceso de desarrollo.

La presentación heterogénea del TEA tiene a la vez fundamento genético y epigenético, por ello también se han asociado un aproximado de 35 genes relacionados con la migración neuronal y la apertura de caminos de los axones.

Esto demuestra la asociación del trastorno con los genes que codifican la neurexina 1 y 3 (NRXN1 y NXN 3) así como del receptor GABA B 3 (GABRB3), pudiéndose agrupar estos cambios en el polimorfismo de un único nucleótido

¿Cuáles son los síntomas de Autismo?

  • Déficit en la reciprocidad socioemocional, que oscila desde un acercamiento social inadecuado y errores en el seguimiento de una conversación, hasta un nivel reducido para compartir intereses, emociones o afectos, o fracaso para iniciar o responder a las interacciones sociales.
  • La falta de atención a partir del año y medio, pues aparentemente no escucha.
  • Déficit en las conductas de comunicación no verbales, empleadas para la interacción.
  • Déficit en el desarrollo, en el mantenimiento y en la comprensión de las relaciones, lo cual abarca, por ejemplo, desde las dificultades para ajustar su conducta, para adaptarse a varios contextos sociales; dificultades para compartir el juego imaginativo o para hacer amigos, hasta la ausencia de interés por los iguales.
  • Visual: Puede que no toleren las luces muy brillantes ni ciertos colores (por ejemplo, el amarillo, aun cuando esto no es un determinante sine qua non).
  • Auditivo: Suelen detectar sonidos que otros pasan por alto y pueden aturdirse fácilmente por un ruido fuerte, en cuyo caso, por lo general, se tienden a tapar los oídos.
  • Olfativo: Detectan olores que los demás no perciben o que pasan por alto.
  • Gustativo: La exacerbada sensibilidad gustativa podría llevarlos a desarrollar alimentación selectiva, como comorbilidad.
  • Táctil: En muchos casos, son muy sensibles al contacto físico y puede que les desagrade ser tocados o ser muy selectivos al respecto.

¿Existe algún tipo de terapia para el Autismo?

Los programas de terapia neuropsicológica de lenguaje y cognitivo conductual​ en etapas tempranas de la vida han mostrado su eficacia para ayudar a adquirir habilidades de cuidado personal, sociales y de trabajo.

Los programas de intervención temprana (de 0 a 6 años de edad) han demostrado su eficacia en la contención o eliminación de los síntomas, en mejoras perceptivas, de atención, cognitivas, comunicativas o de las habilidades sociales.

Es necesario, además, que la intervención se lleve a cabo con una perspectiva holística, e incidir de manera interdisciplinaria sobre todos los aspectos que ofrezcan disfunciones, bien sea en la conducta social, en el manejo de la comunicación y del lenguaje o en el comportamiento. Se trata de mejorar la situación del niño con TEA y sus habilidades, pero al mismo tiempo su bienestar, su calidad de vida y la de su familia.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes