Haz tu cita llamando al             8120892244

¿Qué síntomas indican deterioro cognitivo?

El deterioro cognitivo es una afección que afecta a muchas personas, especialmente en edades avanzadas, pero también puede presentarse en individuos más jóvenes debido a diversas causas. Reconocer los síntomas tempranos de deterioro cognitivo es fundamental para buscar un diagnóstico y tratamiento adecuados. En este artículo, discutiremos los principales síntomas del deterioro cognitivo y cómo un neuropsicólogo puede evaluar estos problemas.

 Estos son los síntomas que pueden presentarse ante un deterioro cognitivo:

  • Pérdida de memoria

La pérdida de memoria es uno de los síntomas más comunes del deterioro cognitivo. Las personas pueden olvidar información reciente, como eventos o conversaciones. Es típico que repitan preguntas o comentarios porque no recuerdan haberlos hecho antes. También es frecuente que pierdan objetos con regularidad y no puedan recordar dónde los han dejado. Mientras que olvidar ocasionalmente no es inusual, una pérdida de memoria persistente y/o progresiva que interfiere con la vida diaria es motivo de preocupación.

  • Dificultad para realizar tareas cotidianas

Las personas con deterioro cognitivo pueden tener problemas para llevar a cabo tareas diarias que anteriormente realizaban sin dificultad. Esto incluye dificultades para planificar o completar tareas conocidas, como seguir una receta de cocina o manejar el dinero. También pueden olvidar los pasos necesarios para realizar actividades rutinarias, lo que puede llevar a frustraciones y accidentes.

  • Desorientación en tiempo y espacio

Otra señal de deterioro cognitivo es la desorientación temporal y espacial. Las personas pueden perderse en lugares conocidos, no recordar la fecha, el día de la semana o la estación del año. En casos más graves, pueden no saber cómo llegaron a un lugar determinado. Esta desorientación puede ser peligrosa, especialmente si la persona se pierde en un lugar desconocido.

  • Problemas de lenguaje

Los problemas de lenguaje son comunes en el deterioro cognitivo. Las personas pueden tener dificultad para encontrar las palabras correctas, olvidar nombres de objetos o personas, y pueden tener problemas para seguir o participar en una conversación. Este síntoma puede ser frustrante tanto para el individuo como para quienes lo rodean.

  • Juicio y toma de decisiones deficientes

Las personas con deterioro cognitivo a menudo experimentan un juicio pobre y toman decisiones inapropiadas. Esto puede incluir descuidar su aseo personal y la higiene, o manejar de manera inadecuada sus finanzas. Estas decisiones pueden parecer irracionales y pueden poner en peligro al individuo.

  • Cambios en el estado de ánimo y la personalidad

Los cambios en el estado de ánimo y la personalidad también son indicativos de deterioro cognitivo. Las personas pueden volverse más irritables o agresivas, experimentar depresión, ansiedad o apatía. También es común que se retraigan socialmente y pierdan interés en actividades que antes disfrutaban. Estos cambios pueden ser difíciles de manejar tanto para el individuo como para sus seres queridos.

  • Problemas de atención y concentración

La dificultad para concentrarse y mantener la atención es otro síntoma significativo. Las personas pueden tener problemas para enfocarse en tareas, seguir una conversación larga o un programa de televisión, y pueden perder el hilo de lo que estaban haciendo o diciendo. Esto puede llevar a un rendimiento deficiente en el trabajo o en las actividades diarias.

  • Desorganización y dificultad para planificar

Finalmente, las personas con deterioro cognitivo pueden mostrar desorganización y dificultad para planificar actividades o eventos, y entender secuencias de acciones necesarias para completar una tarea. Esto puede resultar en una incapacidad para gestionar eficazmente su tiempo y actividades.

Evaluación del deterioro cognitivo por un neuropsicólogo

La evaluación del deterioro cognitivo por un neuropsicólogo es un proceso integral que incluye varias etapas. Se comienza recopilando una historia clínica detallada. Esto incluye información sobre la salud física y mental del paciente, sus antecedentes familiares, y cualquier cambio reciente en su comportamiento o capacidades cognitivas. También se recaban datos sobre el funcionamiento diario del paciente y cómo sus síntomas afectan su vida.

Se utilizan pruebas neuropsicológicas para evaluar diversas funciones cognitivas, como la memoria, la atención, el lenguaje, las habilidades visoespaciales, y la función ejecutiva. Estas pruebas son estandarizadas y permiten comparar el rendimiento del paciente con el de la población general. Las pruebas más utilizadas son el Mini-Mental State Examination (MMSE) y el Montreal Cognitive Assessment (MOCA). Son pruebas que evalúan diferentes aspectos de las funciones cognitivas, dándonos información acerca de la presencia de deterioro cognitivo leve o incluso demencia. Mientras más bajo el puntaje mayor es la severidad de la enfermedad.

Reconocer los síntomas del deterioro cognitivo y buscar una evaluación temprana son pasos cruciales para manejar eficazmente esta condición. Un neuropsicólogo juega un papel vital en la identificación del deterioro cognitivo, así como en el seguimiento y manejo con terapia de rehabilitación neuropsicológica.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes