Haz tu cita llamando al             8120892244

Rehabilitación neuropsicológica para tratar la demencia

La demencia es una enfermedad neurodegenerativa en donde se van deteriorando las funciones mentales superiores, especialmente la memoria, pero con el tiempo va afectando también la orientación, lenguaje, juicio y otras funciones. No existe tratamiento farmacológico que lo cure, pero sí hay fármacos que ayudan a aminorar los síntomas, y sobre todo, existe la rehabilitación neuropsicológica para tratar de frenar en la medida posible la demencia.

Tipos de demencia

La demencia, o mejor conocido en la actualidad como trastorno neurocognitivo mayor, es un síndrome de tipo crónico y progresivo caracterizado por un deterioro adquirido de las funciones cognoscitivas respecto al nivel previo, lo suficientemente grave como para causar interferencia con las actividades de la vida diaria.

Es importante saber diferenciar la demencia del envejecimiento cognitivo normal, éstos son cambios sutiles que no empeoran la funcionalidad ni la autonomía del paciente. El tipo de demencia más común es la causada por la enfermedad de Alzheimer (enfermedad neurodegenerativa más común que existe), pero existen muchas otras causas que pueden ocasionar demencia:

  • Enfermedades degenerativas (primarias): enfermedad de Alzheimer, demencia frontotemporal, enfermedad de Parkinson, demencia de cuerpos de Lewy, parálisis supranuclear progresiva y enfermedad de Huntington.

Demencias secundarias: demencia vascular, demencia hipóxico-isquémica, demencia hemorrágica, meningoencefalitis crónica, demencia secundaria a fármacos y drogas, demencia secundaria a traumatismo craneoencefálico.

Evolución de la demencia

Inicialmente se presenta solo como olvidos ocasionales como, ¿dónde dejé las llaves? ¿tenía un compromiso mañana?, ¿dónde estacioné mi carro?. Al tener un inicio gradual puede pasar desapercibida en los primeros meses o años, hasta que va empeorando y comienza a interferir con las actividades de la vida diaria.

Posteriormente progresa a ¿dónde estoy?, ¿cómo llegué aquí?, por lo que no es raro que la persona se pierda al ir a un lugar a pesar de ser un lugar conocido, o que desconozca su entorno. A estas alturas suelen tener buena memoria de eventos a largo plazo como momentos de su infancia o su vida de adulto joven, pero presentan una gran dificultad para recordar cosas a corto plazo.

En estadios más avanzados varios años después desde que iniciaron los síntomas pasan a un estado en el que en momentos pueden desconocer a sus seres queridos, desconocer objetos o habilidades previamente aprendidas como comer, vestirse, bañarse e ir al baño. En etapa terminal la persona suele estar postrada en cama, con mínima o nula comunicación, teniendo un alto riesgo de caídas, neumonías por aspiración y úlceras por presión.

Dependiendo del tipo y la causa de demencia son los síntomas exactos que van a presentar y el curso de la enfermedad (que se agreguen otros síntomas y qué tan rápido progresa). La evolución típica y la rehabilitación que te mencionamos va enfocada principalmente a la enfermedad de Alzheimer, aunque muchas cosas también aplican en los otros tipos de demencia.

Rehabilitación cognitiva

Como decíamos anteriormente, no existe una cura como tal para eliminar la demencia. Al ser una enfermedad neurodegenerativa ésta sólo va progresando lentamente afectando cada vez más las funciones del cerebro. No obstante, además del tratamiento farmacológico, existe también la rehabilitación neuropsicológica (también conocida como rehabilitación cognitiva) la cual trata de detener en la medida posible la progresión del deterioro cognitivo. A continuación te explicaremos más acerca las diferentes terapias disponibles para pacientes con demencia:

  • Terapia de orientación a la realidad. Consiste en proporcionar al paciente una serie de claves personales al inicio de cada sesión para facilitar su orientación y prevenir el deterioro. Se le va a preguntar su nombre, edad, donde nació, fecha actual, estación del año y donde se encuentra (estado, ciudad, edificio).
  • Técnica de la reminiscencia. Se trata de evocar situaciones del pasado a través de estímulos del pasado mediante objetos, fotografías o música. Para ello es necesario conocer los hábitos y gustos del paciente de cuando era joven.
  • Psicomotricidad vivenciada. A diferencia de la técnica previa, utiliza bailes, canciones u otras actividades que ayudan a revivir el pasado. Es de gran utilidad en la rehabilitación ya que involucra una activación cognitiva, sentido lúdico y rehabilitación motora al involucrar varias áreas cognitivas: esquema corporal, orientación espacial, sentido del ritmo, atención, visopercepción, etc. Suele ser muy bien tolerada por los pacientes y los mantiene activos.
  • Grupos de estimulación cognitiva. Son terapias grupales en las que se involucran al paciente, familiares y/o cuidadores. Es especialmente útil cuando la demencia está en estadios leve-moderado ya que busca retrasar el proceso del deterioro cognitivo. Se busca estimular al paciente para que mantenga sus funciones cognitivas (memoria, lenguaje, orientación cálculo), activa su estilo de vida al evitar el aislamiento, facilita su relación con otras personas y ayuda a las familiares proporcionándoles información y asesoramiento sobre este padecimiento.
  • Actividades de rehabilitación cognitiva en el domicilio. Tienen el objetivo de que puedan realizarse por los mismos familiares y/o cuidadores, o mediante un servicio cuando la enfermedad está más avanzada y sea complicado llevar al paciente a alguna institución donde se realice la terapia. Pueden continuar hábitos como leer el periódico, jugar cartas, ver fotografías, construir rompecabezas, crucigramas y cuidar del jardín. Idealmente deben ser actividades que el paciente ya realizara con anterioridad y sean de su agrado.

Todo esto no sustituye la terapia farmacológica como el donepezilo, rivastigmina, memantina, etc, pero ayudan de forma muy importante tanto para disminuir el deterioro cognitivo como para mejorar el estado de ánimo del paciente y que se sienta más en casa y como era él antes. 

El paciente con demencia también tiene miedo al saber lo que está pasando, podemos ayudarle mediante rehabilitación neuropsicológica para que pueda sentirse más cómodo y tratar de disminuir la progresión de la enfermedad.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes