Haz tu cita llamando al             8120892244

Problemas de conducta en niños que trata un neuropsicólogo

Un neuropsicólogo es un profesional especializado en la relación entre el cerebro y la conducta. Trabajan con niños y adultos para evaluar, diagnosticar y tratar diversos trastornos de conducta y cognitivos relacionados con el funcionamiento cerebral.

En el caso de los niños, puede abordar una amplia gama de trastornos de conducta, entre los que se incluyen TDAH, Autismo, ansiedad, trastornos de aprendizaje, trastornos del lenguaje, entre otros.

¿Qué tipos de problemas de conducta se presentan en niños?

Estos son solo algunos ejemplos de los trastornos de conducta y cognitivos que un neuropsicólogo puede tratar en niños. En general, el neuropsicólogo desempeña un papel crucial en la evaluación, el diagnóstico y el tratamiento de diversas afecciones que afectan el desarrollo y el funcionamiento cognitivo y emocional en la infancia.

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH):

Caracterizado por dificultades de atención, impulsividad y/o hiperactividad, el TDAH es uno de los trastornos más comunes en la infancia. Un neuropsicólogo puede evaluar y proporcionar orientación sobre estrategias de intervención y apoyo en el entorno escolar y familiar.

Trastornos del espectro autista (TEA):

Los TEA abarcan una variedad de trastornos del desarrollo neurológico que afectan la comunicación, las habilidades sociales y los patrones de conducta. El especialista puede evaluar a un niño para identificar si tiene un TEA y sugerir intervenciones apropiadas.

Trastornos del aprendizaje:

Los trastornos del aprendizaje, como la dislexia, la discalculia y la disgrafía, afectan la capacidad de un niño para procesar y utilizar información en áreas específicas. Un neuropsicólogo puede identificar las áreas problemáticas y proporcionar estrategias de apoyo y adaptaciones en el entorno escolar.

Trastornos del lenguaje:

Los trastornos del lenguaje, como el trastorno del lenguaje expresivo y el trastorno del lenguaje mixto receptivo-expresivo, afectan la capacidad de un niño para comprender y/o usar el lenguaje. Un neuropsicólogo puede evaluar la función del lenguaje y recomendar terapias y apoyos apropiados.

Trastornos emocionales y de conducta:

Un neuropsicólogo puede trabajar con niños que presentan problemas emocionales y de conducta, como trastorno de ansiedad, trastorno de conducta, trastorno oposicionista desafiante y trastorno del estado de ánimo.

Traumatismos craneoencefálicos y otras lesiones cerebrales:

Un neuropsicólogo puede evaluar y tratar a niños que han sufrido lesiones cerebrales, como traumatismos craneoencefálicos, accidentes cerebrovasculares o tumores cerebrales, y que presentan cambios cognitivos y conductuales como resultado de dichas lesiones.

Condiciones neurológicas:

Un neuropsicólogo puede trabajar con niños que tienen condiciones neurológicas como epilepsia, esclerosis múltiple, parálisis cerebral y trastornos genéticos, que pueden afectar su funcionamiento cognitivo y conductual.

Además de identificar y tratar los trastornos mencionados, un neuropsicólogo también puede:

Realizar evaluaciones exhaustivas:

Un neuropsicólogo lleva a cabo evaluaciones detalladas de las habilidades cognitivas, emocionales y conductuales del niño, utilizando pruebas y cuestionarios estandarizados para identificar áreas problemáticas y formular un plan de tratamiento adecuado.

Colaborar con otros profesionales:

Un neuropsicólogo trabaja en colaboración con otros profesionales de la salud, como pediatras, terapeutas ocupacionales, terapeutas del habla y del lenguaje, y trabajadores sociales, para proporcionar una atención integral y coordinada.

Apoyo a la familia:

El neuropsicólogo también puede ofrecer apoyo y orientación a los padres y otros miembros de la familia, proporcionando información sobre los trastornos del niño, estrategias de manejo y recursos disponibles.

Intervenciones específicas:

Dependiendo del trastorno y las necesidades del niño, un neuropsicólogo puede recomendar y/o implementar intervenciones específicas, como terapia cognitivo-conductual, terapia de modificación de conducta o terapia de habilidades sociales.

Seguimiento y ajuste del tratamiento:

El neuropsicólogo realiza un seguimiento del progreso del niño y ajusta el plan de tratamiento según sea necesario, garantizando que el niño reciba la atención y el apoyo adecuados para su desarrollo y bienestar.

En resumen, un neuropsicólogo es un profesional especializado en el diagnóstico y tratamiento de trastornos de conducta y cognitivos en niños.

Su enfoque holístico y colaborativo garantiza que el niño y su familia reciban la atención y el apoyo adecuados, lo que puede marcar una diferencia significativa en el desarrollo y la calidad de vida del niño.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes