Haz tu cita llamando al             8120892244

Pérdida progresiva de las funciones cognitivas

 La cognición es el conjunto de habilidades psicológicas que dan cuenta de toda la vida mental. A través de ella podemos procesar información proveniente del medio interno como del externo.

Las funciones cerebrales nos permiten aprender, razonar, pensar y comunicarnos. Estas funciones incluyen desde las funciones más básicas como atención, percepción y memoria, hasta las más complejas como razonamiento, juicio, toma de decisiones, lenguaje, planificación y organización de conducta, regulación emocional y social.

 ¿Qué es el deterioro cognitivo?

El Deterioro Cognitivo es un Síndrome Geriátrico (incompetencia intelectual) y afecta a millones de personas en todo el mundo, y es una causa importante de la disminución de la calidad de vida de las personas. 

El dominio cognitivo hace referencia a la memoria, atención, capacidades visuoespaciales, capacidades visuoconstructivas, el lenguaje y las capacidades ejecutivas.

Es un concepto relativamente nuevo que define a aquellas personas que no presentan un envejecimiento normal pero tampoco tienen demencia, es decir presentan fallas cognitivas pero que aún pueden manejarse de forma independiente en las actividades cotidianas.

Se reconoce como una condición patológica, no como un proceso normal asociado a la edad. Constituye como un estado de transición entre el envejecimiento normal y la demencia. La evolución hacia una demencia es variable y depende de varios factores, si bien un porcentaje alto de personas que lo padecen evolucionan hacia un cuadro de demencia, otros tantos no y pueden mejorar. La estimulación cognitiva como terapia no farmacológica demuestra ser de gran utilidad para las personas que tienen este diagnóstico.

Síntomas más comunes en el deterioro cognitivo

  • Olvidar parte de situaciones o eventos, que pueden ser recordados ante ayuda externa con alguna pista, o aparecen espontáneamente más tarde.
  • Hay disminución de la capacidad de recuperar información almacenada en la memoria: los recuerdos están, aunque cuesta evocarlos en forma espontánea; si se le da la primera sílaba de la palabra, o información del contexto del evento olvidado, la persona recupera el dato olvidado.
  • Hay dificultades en la atención y de organización de la información que producen fallas en el registro de información nueva en la memoria, con la consiguiente dificultad para su evocación posterior, disminución en la capacidad de atención dividida (hacer dos tareas casi simultáneamente). Es decir, disminuyen la agudeza perceptiva, la rapidez de aprendizaje, el uso de estrategias para memorizar, la capacidad visuoconstructiva, la retención de nombres y la memoria a corto plazo.

Sin embargo, en los trastornos cognitivos, como las demencias, todos los dominios cognitivos se ven afectados en mayor o en menor medida. Aunque, la afectación más notoria y conocida sea la de la memoria, es decir, la capacidad de obtener, almacenar y recuperar información, a través del aprendizaje.

Los síntomas que más relevancia toman en el desarrollo de un deterioro progresivo, son:

  • Delirios:

Ideas falsas, de las cuales la persona no puede ser disuadida, y que condicionan la conducta. Los más comunes son los persecutorios.

  • Alucinaciones:

Son trastornos en la percepción, por los que la persona ve, oye, o siente algo que no está allí. Las más frecuentes son las visuales o las auditivas.

  • Ansiedad:

Puede estar vinculada con síntomas depresivos o con eventos que vendrán.

  • Agitación:

Son actividades motoras, verbales o vocales inapropiadas no resultantes de un cuadro de confusión o de necesidades insatisfechas del paciente. Pueden ser comportamientos no agresivos, como negativismo, inquietud, desvestirse; o agresivos, como empujar.

Tipos o grados de deterioro cognitivo

Según el grado de déficit que presente cada paciente en los distintos tests psicométricos que cuantifican las funciones cognitivas y de función en la vida diaria, se clasifica la enfermedad como deterioro cognitivo leve o demencia (leve, moderada o grave).                                              

¿Cuáles son las causas más comunes de desarrollar un deterioro cognitivo?

Los factores de riesgo más fuertes del deterioro cognitivo leve son los siguientes:

  • Edad avanzada.
  • Tener un tipo de gen conocido como APOE e4. Este gen también está vinculado a la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, tener este gen no garantiza que tendrás algún tipo de deterioro del pensamiento y de la memoria.

Se han relacionado otras enfermedades y factores del estilo de vida que aumentan el riesgo de experimentar cambios en el pensamiento, incluidos los siguientes:

  • Diabetes
  • Fumar
  • Presión arterial alta
  • Colesterol alto
  • Obesidad
  • Depresión
  • Apnea obstructiva del sueño
  • Falta de actividad física
  • Nivel educativo bajo
  • Falta de actividades mental o socialmente estimulantes

Actividades que ayudan a evitar o prevenir el deterioro cognitivo temprano

El deterioro cognitivo leve no se puede prevenir. Sin embargo, las investigaciones han revelado que algunos factores del estilo de vida pueden reducir el riesgo de contraer esta afección. Según los estudios, estas medidas pueden ayudar a prevenir el deterioro cognitivo leve:

  • No bebas grandes cantidades de alcohol.
  • Limita la exposición a la contaminación del aire.
  • Reduce el riesgo de lesiones en la cabeza.
  • No fumes.
  • Controla enfermedades como la diabetes, la hipertensión arterial, la obesidad y la depresión.
  • Practica una buena higiene del sueño y controla los problemas para dormir.
  • Sigue una dieta saludable rica en nutrientes. Incluye frutas y verduras, y alimentos con bajo contenido de grasas saturadas.
  • Mantente conectado con tus familiares y amigos.
  • Haz ejercicio a una intensidad de moderada a fuerte la mayoría de los días de la semana.
  • Usa un audífono si tienes pérdida auditiva.
  • Estimula tu mente con rompecabezas, juegos y entrenamiento de la memoria.

¿Cómo podemos observar un deterioro cognitivo en los estudios de imagen?

Los estudios por imágenes del cerebro muestran que los siguientes cambios pueden estar asociados al deterioro cognitivo leve:

  • Disminución del tamaño del hipocampo, una región del cerebro importante para la memoria.
  • Aumento del tamaño de los espacios llenos de líquido del cerebro, conocidos como ventrículos.
  • Uso reducido de glucosa en regiones clave del cerebro. La glucosa es el azúcar que constituye la principal fuente de energía de las células.

Tratamiento para el deterioro progresivo

Programas de entrenamiento de la memoria: Son programas ideados para mejorar la memoria y el rendimiento mental de las personas mayores, ya que permiten aprender técnicas que mejoran la memoria secundaria. Se desarrolla la capacidad para adquirir nueva información y para recordar la información una vez ha pasado a la memoria secundaria o lejana.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes