Haz tu cita llamando al             8120892244

¿Qué escalas neuropsicológicas son las más utilizadas?

La Neuropsicología se inscribe en el ámbito de la Neurociencia, que es un abordaje multidisciplinar del estudio del sistema nervioso cuyo objetivo es unificar el conocimiento de los procesos neurobiológicos y psicológicos, después de que durante mucho tiempo el estudio de la mente y el cerebro se hayan mantenido como dos realidades diferentes.

¿Qué características tiene la neuropsicología?

Sus principales características son:

Carácter neurocientífico:

La Neuropsicología es una neurociencia conductual que utiliza el método científico natural para el estudio del cerebro y lo hace mediante el procedimiento hipotético-deductivo o a través del método analítico-inductivo.

Estudia las funciones mentales superiores Se centra específicamente en el estudio de los procesos cognitivos superiores:

  • Pensamiento
  • Lenguaje
  • Memoria
  • Funciones ejecutivas
  • Percepción
  • Motricidad.

También estudia las consecuencias del funcionamiento cerebral sobre la conducta emocional.

Trata preferentemente de las manifestaciones del córtex cerebral asociativo Hay dos razones que justifican este hecho:

  • En primer lugar, la corteza asociativa es la principal responsable de los procesos cognitivos superiores.
  • En segundo término, ésta es una zona muy susceptible de resultar dañada, lo que puede afectar a los procesos cognitivos.

Carácter interdisciplinar En sus orígenes la Neuropsicología surgió como una nueva especialidad autónoma gracias a la convergencia y las aportaciones procedentes de disciplinas muy diferentes como:

  • Neurología
  • Biología
  • Neurofisiología
  • Neuroquímica
  • Neurorradiología
  • Medicina nuclear
  • Psicología experimental
  • Farmacología
  • Fisiología
  • Psicología cognitiva.

Evaluaciones en la neuropsicología

La Neuropsicología utiliza diversas técnicas de evaluación para explicar con mayor precisión las relaciones entre el cerebro y la conducta. Comparte con otras Neurociencias las técnicas neuroanatómicas, electrofisiológicas, de neuroimagen o psicofísicas, pero dispone además de un amplio repertorio de pruebas propias que permiten realizar el proceso de evaluación más específicamente.

Los principales objetivos de la evaluación neuropsicológica son:

  • Conocer el impacto del daño cerebral sobre las distintas funciones cognitivas y la personalidad.
  • Contribuir al diagnóstico más profundo de patologías neurológicas o psiquiátricas, especialmente en los casos en los que el diagnóstico neurológico no discrimine suficientemente el efecto de las lesiones cerebrales.
  • Preparar programas de rehabilitación específicos para cada paciente, valorando los puntos débiles más afectados y los puntos fuertes mejor preservados. Ambos constituyen el armazón sobre el que se construye el programa de rehabilitación cognitiva, por lo que resulta de gran importancia su identificación a través de la evaluación neuropsicológica

Características de pruebas neuropsicológicas

Las pruebas de evaluación neuropsicológica constituyen el método más específico que utiliza la Neuropsicología para la evaluación y con frecuencia son más sensibles a los efectos del daño cerebral que otras técnicas más sofisticadas especialmente en trastornos neurofuncionales que no tienen evidencia en pruebas neurofisiológicas o de neuroimagen anatómica. 

La evaluación neuropsicológica es un proceso realizado individualmente que de manera habitual debe incluir las siguientes áreas de exploración:

  • Rendimiento intelectual general
  • Lateralidad y lenguaje
  • Memoria y aprendizaje
  • Funcionamiento ejecutivo y atención
  • Habilidades perceptivas y gnosias
  • Habilidades motoras y praxias
  • Personalidad y emociones

Pruebas neuropsicológicas más utilizadas

Escalas de cribado:

Son un método de rastreo cognitivo que se utiliza como paso previo a la exploración neuropsicológica en profundidad y también en aquellos casos en los que es necesario realizar una valoración global del deterioro, realizada de un modo rápido.

Permiten identificar de modo rápido aquellos casos susceptibles de presentar deterioro cognitivo, pero tienen el inconveniente de que ofrecen una panorámica excesivamente global de los déficits, siendo poco precisas para lograr la identificación de déficit locales.

Minimental State Examination (MMSE):

El Minimental State Examination (MMSE), es sin duda el instrumento de cribado neuropsicológico más utilizado en la práctica clínica. Fue ideado por Folstein en 1975 y ofrece una visión panorámica del rendimiento cognitivo del sujeto, siendo especialmente útil en los casos en los que existe riesgo de demencia.

La prueba consiste en una serie de preguntas que miden el rendimiento cognitivo del paciente, valorando los siguientes parámetros:

  • Orientación en espacio
  • Tiempo
  • Memoria de fijación
  • Memoria reciente
  • Atención
  • Cálculo
  • Lenguaje
  • Praxias constructivas.

Cambridge Examination (CAMDEX):

Es una prueba de diagnóstico psiquiátrico que se utiliza preferentemente para la evaluación de casos de demencia, pero que puede resultar de gran utilidad en muchos cuadros de disfunción cognitiva producida por daño cerebral.

Tiene una duración aproximada de una hora y permite establecer el posible diagnóstico de demencia, diferenciando sus diversas modalidades durante la fase precoz.

 Blessed: 

Inicialmente se creó para valorar el riesgo de deterioro cognitivo y funcional de los enfermos de Alzheimer. Esta prueba no sólo valora el deterioro de tipo cognitivo, sino que aporta la posibilidad de realizar evaluación conductual del paciente.

¿En quiénes es necesario aplicar escalas neuropsicológicas?

Pacientes con Trastornos Neurológicos:

Las personas que padecen enfermedades neurológicas pueden someterse a evaluaciones neuropsicológicas para evaluar el alcance y la naturaleza de los déficits cognitivos y funcionales asociados con condiciones como:

  • El Alzheimer
  • El Parkinson
  • El ictus (accidente cerebrovascular)
  • Otras enfermedades del sistema nervioso

Estas evaluaciones pueden ayudar en el diagnóstico diferencial, el seguimiento del progreso de la enfermedad y la planificación de intervenciones terapéuticas.

Pacientes con Traumatismo Craneoencefálico (TCE):

Las personas que han sufrido lesiones cerebrales traumáticas, ya sea debido a accidentes automovilísticos, caídas u otras causas, pueden requerir evaluaciones neuropsicológicas para evaluar las secuelas cognitivas y conductuales de su lesión. Estas evaluaciones pueden ayudar a los profesionales de la salud a:

  • Determinar el alcance de la lesión cerebral
  • Prever las dificultades futuras
  • Diseñar planes de rehabilitación personalizados.

Niños con Dificultades de Aprendizaje o Desarrollo:

Las escalas neuropsicológicas también se utilizan en la evaluación de niños que presentan:

  • Dificultades de aprendizaje
  • Trastornos del desarrollo, como el trastorno del espectro autista (TEA)
  • Trastornos de atención e hiperactividad (TDAH).

Estas evaluaciones pueden ayudar a identificar áreas de fortaleza y debilidad en el funcionamiento cognitivo del niño, facilitando así la intervención temprana y la planificación educativa adecuada.

Adultos con Problemas de Salud Mental:

Las escalas neuropsicológicas son útiles en la evaluación de adultos que experimentan trastornos psiquiátricos como:

  • La depresión
  • La ansiedad
  • La esquizofrenia
  • Otros trastornos del estado de ánimo y la conducta.

Estas evaluaciones pueden proporcionar información sobre el perfil cognitivo del individuo, ayudar en el diagnóstico diferencial y guiar el desarrollo de estrategias de tratamiento personalizadas.

Personas Mayores:

Con el envejecimiento de la población, hay una creciente necesidad de evaluar la función cognitiva en adultos mayores para detectar precozmente el deterioro cognitivo leve, la demencia u otras condiciones relacionadas con la edad.

Las escalas neuropsicológicas son herramientas valiosas en este contexto, permitiendo la detección temprana de cambios cognitivos y la implementación de intervenciones preventivas o terapéuticas.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes