Haz tu cita llamando al             8120892244

Escala de Inteligencia de Wechsler para Niños (WISC)

La escala de inteligencia de Wechsler para Niños (Wechsler Intelligence Scale for Children) o escala de WISC por sus siglas en inglés, es una herramienta que compara el desempeño individual de un niño contra un grupo de niños que se encuentra en su misma banda de edad, es decir que tienen más o menos 4 meses de edad que el niño evaluado. Esta escala es útil para evaluar la inteligencia de niños que se encuentran entre los 6 años y 0 meses a 16 años y 11 meses

 Los rangos de edad se representan por el número de años que tiene el niño seguido del número de meses después de su cumpleaños con dos puntos en medio. Por ejemplo, un niño que tiene 9 años y 4 meses de edad, se representaría como 9:4. Las bandas de edad son estandarizadas y sirven para determinar el puntaje de IQ de un niño basado en el desempeño que tienen por norma los niños de su misma edad con un rango de 4 meses. Es decir que el puntaje de un niño no dependerá del número de preguntas correctas, sino dependerá del número de preguntas correctas en comparación con el resto de los niños de su misma edad

Generalidades de la prueba

La escala debe de realizarse por un psicólogo o neuropsicólogo ya que requiere de entrenamiento para evaluar las diferentes actividades que se le pide realizar a un niño. Usualmente toma entre 45 y 65 minutos para realizarse y ésta puede ser realizada presencial o en línea

Recomendaciones previas a la prueba 

Debido a que se trata de una prueba de inteligencia es importante que el niño se encuentre en las mejores condiciones para las pruebas, se recomienda que acudan a la prueba con adecuadas horas de descanso y habiendo comido de forma saludable. Puede ser útil el informarle al niño que sólo debe hacer su mejor esfuerzo y que no pasa nada si no sabe todas las respuestas, esto puede ayudarle a disminuir su ansiedad a lo largo de la valoración. 

Pruebas de inteligencia 

Dentro de las habilidades cognitivas que evalúa la escala WISC se encuentran la comprensión verbal, visoespacial, memoria de trabajo, velocidad de procesamiento visual y razonamiento fluido.

La comprensión verbal indica el desempeño de un niño en tareas que requieren que el niño escuche preguntas y de una respuesta verbal. Ayuda a evaluar sus habilidades para entender información verbal, razonar con palabras y expresar sus pensamientos en palabras. 

La comprensión visuoespacial evalúa la capacidad que tiene un niño para prestar atención a detalles visuales, su capacidad de construcción, entender la relación entre una estructura completa y sus partes e integrar habilidades visuales y motoras. 

El razonamiento fluido indica cómo un niño se desempeña al realizar tareas que requieran que examine y piense en objetos como diseños o imágenes para resolver problemas sin usar palabras. Aquí se evalúa igualmente la coordinación entre los ojos y las manos y la rapidez con la que puede trabajar con información visual. 

La memoria de trabajo indica el desempeño del niño para aprender y retener información en la memoria para completar una tarea. Aquí se evalúa la atención, concentración y razonamiento mental. 

La velocidad de procesamiento visual evalúa la rapidez con la que se puede completar una tarea que requiere identificar símbolos e interpretarlos. Se evalúan habilidades en la rapidez para resolver problemas, atención y coordinación entre ojos y manos. 

Resultados de la escala

Los resultados se dan en rangos de puntaje , siendo el puntaje mínimo de 40 puntos y el máximo de 160 puntos, Siendo puntajes entre 90 a 190 el promedio. 

69 o menos puntos Extremadamente bajo

70-79 puntos Muy bajo

80-89 puntos Promedio bajo 

90-109 puntos Promedio

110-119 puntos Promedio alto 

120-129 puntos Muy alto 

130 o más puntos Extremadamente alto 

Fiabilidad de la escala 

La escala de WISC es una escala confiable y que se encuentra validada para medir el coeficiente intelectual de un niño. Se debe tomar en cuenta que esta escala puede ser influenciada por la motivación e interés que tenga el niño en realizar las tareas, e incluso dependerá de las oportunidades de aprendizaje que hayan estado a su alcance. 

Recomendaciones después de la prueba 

Se debe recordar que el uso de la escala de WISC tiene como finalidad identificar los puntos en los que un niño requiere apoyo o una asesoría más avanzada. El que un niño tenga un desempeño por debajo del promedio no quiere decir que siempre continuará estándolo, es por esto que posterior a la prueba se debe acudir con un psicólogo o neuropsicólogo para establecer un plan de tratamiento enfocado a ayudar al niño a desarrollar aquellas habilidades que se encuentran por debajo del promedio para evitar que su desempeño académico se vea afectado.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes