Haz tu cita llamando al             8120892244

Neuropsicólogo: ¿Qué es el Deterioro Cognitivo Mayor?

El deterioro cognitivo es un término amplio que engloba una serie de alteraciones en las funciones mentales superiores. Cuando hablamos de deterioro cognitivo mayor, nos referimos a una disminución significativa de estas funciones, lo suficiente como para interferir de manera notable en la vida diaria de una persona. Este término, a menudo intercambiado con demencia, representa un conjunto de síntomas que van más allá de los cambios normales asociados al envejecimiento.

¿Cómo se Manifiesta el Deterioro Cognitivo Mayor?

El deterioro cognitivo mayor puede afectar múltiples áreas del funcionamiento mental, incluyendo:

  • Memoria:

Uno de los primeros y más reconocibles signos es la dificultad para recordar información reciente, eventos importantes o incluso los nombres de seres queridos.

  • Lenguaje:

Las personas pueden tener problemas para encontrar las palabras adecuadas, seguir una conversación o entender lo que se les dice.

  • Funciones Ejecutivas:

Estas son las habilidades necesarias para planificar, organizar, solucionar problemas y tomar decisiones. La persona puede mostrar una capacidad reducida para gestionar tareas cotidianas como manejar el dinero, preparar una comida o seguir una rutina.

  • Percepción y Orientación Espacial:

Puede haber dificultades para reconocer rostros familiares, encontrar el camino en entornos conocidos o juzgar distancias correctamente.

  • Habilidades Motoras:

Aunque menos común, el deterioro cognitivo mayor puede afectar las habilidades motoras, haciendo difícil realizar actividades que requieren coordinación y destreza manual.

  • Cambio en la Personalidad y Comportamiento:

Cambios de humor, apatía, ansiedad, depresión o comportamientos inapropiados pueden ser señales de un deterioro cognitivo subyacente.

Causas del Deterioro Cognitivo Mayor

El deterioro cognitivo mayor puede tener diversas causas, algunas de las más comunes incluyen:

  • Enfermedad de Alzheimer:

Es la causa más frecuente de demencia, caracterizada por la acumulación de placas y ovillos en el cerebro que destruyen las células nerviosas.

  • Demencia Vascular:

Resulta de una serie de pequeños accidentes cerebrovasculares o una alteración importante en la circulación sanguínea del cerebro.

  • Demencia con Cuerpos de Lewy:

Esta condición implica depósitos de proteínas anormales en el cerebro que afectan el pensamiento, la memoria y el movimiento.

  • Enfermedad de Parkinson:

Aunque es más conocida por sus efectos en el movimiento, también puede causar síntomas cognitivos significativos.

  • Demencia Frontotemporal:

Afecta principalmente los lóbulos frontal y temporal del cerebro, lo que puede llevar a cambios marcados en la personalidad y el comportamiento.

Diagnóstico y Evaluación

El diagnóstico del deterioro cognitivo mayor implica una evaluación exhaustiva. Los neuropsicólogos juegan un papel crucial en este proceso, utilizando una serie de pruebas y evaluaciones que pueden incluir:

  • Entrevistas Clínicas:

Se recopila información detallada sobre la historia médica del paciente, cambios en el comportamiento y la capacidad funcional diaria.

  • Evaluaciones Neuropsicológicas:

Estas pruebas miden diferentes aspectos del funcionamiento cognitivo, como la memoria, la atención, el lenguaje y las habilidades visuoespaciales.

  • Pruebas de Imagen Cerebral:

Escaneos como la resonancia magnética (MRI) o la tomografía por emisión de positrones (PET) pueden ayudar a identificar cambios estructurales o funcionales en el cerebro.

  • Pruebas de Laboratorio:

Se pueden realizar para descartar otras condiciones médicas que podrían contribuir a los síntomas cognitivos, como deficiencias de vitaminas, problemas tiroideos o infecciones.

Tratamiento y Manejo

Actualmente, no existe una cura para la mayoría de las causas del deterioro cognitivo mayor, pero hay estrategias para manejar los síntomas y mejorar la calidad de vida:

  • Medicación:

Existen medicamentos que pueden ayudar a aliviar algunos síntomas o ralentizar la progresión, especialmente en el caso del Alzheimer.

  • Terapia Cognitiva y de Rehabilitación:

Intervenciones específicas pueden ayudar a mantener o mejorar las habilidades cognitivas y funcionales.

  • Apoyo Psicológico:

Tanto los pacientes como sus familias pueden beneficiarse de la terapia psicológica para manejar los desafíos emocionales asociados con la condición.

  • Modificaciones en el Entorno:

Adaptaciones en el hogar y el entorno pueden ayudar a mejorar la seguridad y facilitar la independencia del individuo.

Conclusión

El deterioro cognitivo mayor es un desafío complejo que afecta a millones de personas en todo el mundo. Comprender sus manifestaciones, causas y opciones de manejo es fundamental para brindar el apoyo necesario a quienes lo padecen y a sus seres queridos. Los avances en la investigación y la atención continúan ofreciendo esperanza y herramientas para enfrentar esta condición con dignidad y compasión.

Si tú o un ser querido están experimentando síntomas de deterioro cognitivo, es vital buscar la evaluación de un profesional de la salud. La intervención temprana puede marcar una gran diferencia en la gestión de los síntomas y la calidad de vida.

Para más información sobre este tema o cualquier consulta relacionada con la salud neurológica, no dudes en contactar a nuestros especialistas en Neurocenter. Estamos aquí para apoyarte en cada paso del camino hacia un mejor bienestar cognitivo.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes